El Recuperador de Calor está especialmente diseñado para la industria cerámica e industria del vidrio. Recupera de 600° a 700°, con lo cual se ahorran unas cuantas calorías. 

Dispone de un conjunto de seguridad atmosférico-automático para evitar sobrecalentamientos en el equipo.